jueves, 6 de octubre de 2016

Una nueva fuga pone en evidencia la situación del CIE de Murcia

Convivir Sin Racismo denuncia que las condiciones del CIE pone en riesgo la seguridad de los funcionarios y la de los internos que allí se encuentran.

Anoche conocimos, a través de la prensa y de la cuenta de twitter del Sindicato Unificado de la Policía una nueva fuga masiva en el CIE de Murcia donde se ponía el acento en las agresiones a cuatro policías nacionales que custodiaban a los internos. Desde aquí queremos desear una pronta recuperación de los agentes y los internos lesionados, además de señalar algunas consideraciones.
El CIE de Murcia tiene el récord de intentos de fugas y motines de todos los centros de España. En el pasado año 2015 se produjeron dos fugas y un amotinamiento en estas instalaciones y desde Convivir Sin Racismo ya denunciábamos las graves carencias que presenta, que conocemos por nuestro trabajo de acompañamiento a los internos del CIE durante los últimos tres años y medio. En este tiempo, hemos comprobado que las deficiencias estructurales de estas instalaciones, la forma en que se organiza y las normas que regulan su funcionamiento ponen en riesgo tanto a las trabajadoras y trabajadores del Centro como a las personas internas. Además de incumplir con el propio Reglamento de Funcionamiento y Régimen Interior de los Centros de Internamiento de Extranjeros, vigente desde abril de 2014.
Actualmente, el centro no cuenta con todas sus instalaciones operativas, ya que desde el pasado mes de septiembre de 2015, a raíz del último amotinamiento, quedó destrozada una zona común y no ha sido reparada pese a que, desde diciembre del pasado año hasta finales de marzo de 2016, ha estado cerrado para reformarlo. La carencia de instalaciones adecuadas no permite acoger al número de personas que hasta ayer estaban internadas en el CIE, número que superaba las 120. Está claro que existe un claro hacinamiento de internos en las zonas habilitadas para el tiempo de ocio fuera de las celdas.
Desde julio de 2016, el CIE de Murcia ha cambiado de dirección y de responsable de seguridad del centro y, lejos de solucionar los problemas que venimos denunciando, nos hemos encontrado con nuevos obstáculos para realizar nuestra tarea, con recortes en el horario de atención y multiplicando las trabas para poder realizar las visitas solicitadas.
Además, en el último mes nos han informado de la presencia, dentro de las instalaciones del CIE y de forma habitual, de una unidad especial de la policía nacional, la unidad de prevención y reacción, UPR, un grupo que está pensado para intervenir en graves situaciones de crisis o grandes operaciones policiales sin que tengamos conocimiento de los motivos.
Ante la noticia de un nuevo intento de fuga en el CIE de Murcia y la alarma generada, queremos recordar que las personas internas en este centro lo son por no tener papeles de residencia en España, que no han cometido delito alguno y que en su mayoría se han jugado la vida intentando llegar a España en patera. Solo son personas que tienen sus familias y motivaciones para buscar una vida mejor, no representando ningún peligro para nuestra sociedad.


Por todo ello desde Convivir Sin Racismo pedimos el cierre definitivo del Centro de Internamiento de Extranjeros de Murcia ya que solo provoca sufrimiento, extiende el miedo y la desprotección a las personas que allí se encuentran.

Más información:
Leo Rodríguez: Telf: 667 762 702

Juan Guirado Telf. 649 554 479