martes, 29 de abril de 2014

Derechos Humanos en la Frontera Sur 2014



La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha presentado el informe “Derechos Humanos en la Frontera Sur 2014” 


La APDH elabora cada año un exhaustivo informe con la pretensión de ofrecer una visión sobre el nivel de respeto de los Derechos Humanos en la gestión de los flujos migratorios y el control de fronteras en el confín Sur de la Unión Europea. Normalmente se centra en distintos escenarios geográficos de esa Frontera Sur que hayan tenido una especial relevancia durante el año concreto que se analiza. Sin embargo, en esta ocasión la APDHA ha visto imprescindible detenerse casi en exclusiva en uno de esos territorios, Ceuta y Melilla, y hacerlo con una perspectiva temporal más amplia.

Los acontecimientos del pasado 6 de febrero de 2014 en la playa del Tarajal de Ceuta, con la muerte de al menos 15 personas durante la actuación de la Guardia Civil para evitar un intento de entrada por vías irregulares a territorio español, y la desastrosa gestión posterior de los hechos por parte del Gobierno español, han sido el factor inmediato que ha dado forma al presente informe.

El informe “Derechos Humanos en la Frontera Sur 2014” destaca las vulneraciones de derechos fundamentales que el Gobierno español ha cometido durante este episodio y las distintas acciones político-jurídicas que la APDHA y los colectivos sociales con los que trabaja en red han llevado a cabo en este asunto, pero también el escenario que en materia de Derechos Humanos se vislumbra a un corto/medio plazo en la Frontera Sur. El intento de buscar un “paraguas” político-jurídico para justificar las conocidas como “devoluciones en caliente” a través de la supuesta cobertura del tratado bilateral hispano-marroquí, de inverosímiles redefiniciones del concepto frontera (las inexistentes “tierras de nadie”, la idea de que no se entra en territorio español hasta que se supera el último obstáculo fronterizo material o humano…) o de posibles modificaciones de la Ley de Extranjería centran las preocupaciones de la APDHA en esta materia.

Puedes decargar el informe completo y obtener mas información del trabajo que realizan desde la APDHA en este enlace:

Derechos humanos en la Frontera Sur.

viernes, 25 de abril de 2014

Queja a la Comisión Europea por las expulsiones colectivas y sumarias en Ceuta y Melilla.

Organizaciones Sociales de todo el Estado denunciamos que se están violando derechos básicos así como la normativa española, europea e internacional vigente. 

Convivir Sin Racismo de Murcia, junto a las organizaciones abajo firmantes, remitimos una queja en el día de ayer a la Comisión Europea, dando continuidad a la enviada el pasado 21 de febrero por medio centenar de entidades como consecuencia de los sucesos de la playa del Tarajal en Ceuta. En esta ocasión, las organizaciones firmantes hemos incidido en la persistencia en practicar expulsiones colectivas y sumarias, tanto en Ceuta como en Melilla por parte de las autoridades españolas. 

En la queja se aporta información sobre las actuaciones de las fuerzas de seguridad en estos tres últimos meses. Se añade la argumentación jurídica en la que descansa la valoración de que se están violando derechos básicos de esas personas y la normativa española, europea e internacional vigentes. Estas vulneraciones afectan tanto a personas que tratan de acceder a la Unión Europea en busca de un futuro, como a aquellas necesitadas de protección internacional que huyen de guerras, persecuciones y violaciones de derechos humanos. 

Mediante esta queja denunciamos que las prácticas que se están llevando a cabo por parte de los cuerpos de seguridad españoles y marroquíes ponen en grave peligro la vida e integridad física de las personas que intentan llegar a la Unión Europea convirtiendo su trayecto migratorio en un continuo sufrimiento. 

La persistencia en este modo de proceder pone de manifiesto la falta de voluntad del Gobierno español de poner fin a estas prácticas y asegurar el respeto de los derechos humanos y de la ley en las fronteras. 

Por todo ello, las entidades firmantes de la queja hemos solicitado a la Comisión Europea que investigue en profundidad los hechos allí mencionados y, si procede, abra un procedimiento de infracción contra España y exija al gobierno de España el respeto de los derechos humanos y el cumplimiento de la legislación nacional e internacional vigentes en las actuaciones que lleven a cabo los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en las fronteras españolas de Ceuta y Melilla.  

Descarga el contenido completo:  Queja ONG a UE_Expulsiones colectivas.pdf 

Entidades firmantes de la queja: ANDALUCÍA ACOGE – ASOCIACIÓN APOYO – ASOCIACIÓN PRO DERECHOS HUMANOS DE ANDALUCÍA – COMISIÓN ESPAÑOLA DE AYUDA AL REFUGIADO (CEAR) – CONVIVIR SIN RACISMO (Murcia) – COORDINADORA DE BARRIOS – C.P. SAN CARLOS BORROMEO – FEDERACIÓN ESTATAL DE ASOCIACIONES DE SOS RACISMO – FORO GALEGO DE INMIGRACIÓN – KARIBU – MÉDICOS DEL MUNDO – MUGAK – RED ACOGE – SERVICIO JESUITA A MIGRANTES.

Murcia a 25 de abril de 2014. 

jueves, 10 de abril de 2014

NINGUNA FRONTERA VALE MÁS QUE UNA VIDA HUMANA....

CEAR, Comisión Española de Ayuda al Refugiado, pide nuestra ayuda para cortar con la brutalidad en el control de fronteras.



Muchas personas llegan cada día a las fronteras de Ceuta y Melilla. La mayoría de ellas han tenido que elegir entre un ataúd y una maleta. Y tras meses de odisea en la que han invertido todo lo que tenían, los más afortunados consiguen llegar a una frontera hostil y fortificada. Sus sueños se estrellan contra una barrera prácticamente infranqueable, pero su desesperación les empuja a escalar una valla de seis metros coronada por concertinas, un alambre de cuchillas que causa graves lesiones, e incluso la muerte. 

Tampoco encuentran mejor suerte quienes intentan pasar a nado, como pudimos ver el pasado 6 de febrero en Ceuta. Porque mientras los migrantes se saltan la valla, las autoridades se saltan la ley. Ésa es la realidad en la frontera: cuchillas que cortan la piel de quienes ascienden por las alambradas, materiales antidisturbios empleados contra nadadores exhaustos, devoluciones ilegales, las llamadas “en caliente”, que vulneran la Convención de Ginebra y la normativa europea y española de Extranjeria y Asilo.
En CEAR no pararemos hasta conseguir que se corte con toda esa brutalidad. Y para conseguirlo, necesitamos tu ayuda.