martes, 20 de agosto de 2013

DENUNCIA PUBLICA CONTRA LAS AGRESIONES RACISTAS DE LA POLICÍA NACIONAL






Un centenar de personas se han concentrado en Murcia para acompñara Abdou en su denuncia pública por el racismo y los malos tratos de la Policía Nacional en Murcia. Abdou, todavía con secuelas físicas y en libertad condicional por las denuncias policiales, ha declarado que lo que le sucedió a él no debe seguir ocurriendole a ningún ciudadano, tal y como venimos denunciando diversos colectivos y asociaciones. 

EFE Murcia 20-8-2013

Abdou Karim D., de nacionalidad senegalesa y propietario de un local en la capital murciana desde hace siete años, ha presentado una denuncia en el juzgado de guardia contra agentes de la Policía Nacional por el "brutal ataque" que, según dice, sufrió el pasado 25 de julio cuando salía de trabajar.
Los hechos ocurrieron a las tres de la madrugada, según ha relatado el propio Abdou Karim. Cuando terminó de trabajar en su local, se montó en su coche y al realizar una maniobra, la Policía Nacional le dio el alto.
Los agentes le pidieron los papeles a y él se los dio. "Pero al verme sudando, me dijeron que había tomado drogas. Les contesté que ni me drogaba ni bebía y en ese momento me dijeron que saliera del coche y me empujaron", ha afirmado.
"Les pedí que no me tocaran, que no había hecho nada, incluso me ofrecí a que me hicieran la prueba de drogas y de alcohol, pero ellos me preguntaron dónde había escondido la droga", recuerda Abdou Karim, quien le proporcionó a los agentes los papeles del coche que conducía, que estaba a nombre de su mujer.
El denunciante asegura a continuación que, en ese momento, los agentes "tiraron los papeles al suelo", saltaron sobre él y le pegaron "un puñetazo". "Les dije que me esposaran, pero que no había hecho nada malo", insiste.
Karim añade que un testigo que pasaba por la zona vio lo ocurrido y que los agentes le aconsejaban que entrara en casa "y que no había visto nada de lo ocurrido".
Miedo a la medicación
"Me pegaron y me llevaron al hospital, donde me dijeron que me tenía que tomar una pastilla", continúa el relato, pero agrega que a pesar de tener heridas, una rodilla inflamada y contractura muscular, no quiso tomar nada por miedo a que fuera pero "una droga".
Tras permanecer detenido en los calabozos 48 horas, se celebró un juicio rápido, donde la Policía Nacional acusó a Abdou de haber intentado robarle las pistolas para defenderse, un extremo que la víctima negó en todo momento.
Abdou Karim fue puesto en libertad provisional, aunque el juez de guardia le imputó un delito de atentado contra la autoridad. Por su parte, la víctima presentó en ese momento denuncia en el juzgado por la "brutal agresión" que sufrió.
Apoyo de colectivos
La Federación de Asociaciones Africanistas en Murcia (FAAM), Colectivo Anti-Represión RM y Círculo de Silencio ha denunciado "el trato que reciben las personas inmigrantes en diversas instituciones diariamente, en las que están siendo agredidos y maltratados por el hecho de ser personas nacidas en otros países".
"Es el caso de las redadas indiscriminadas por cuestiones raciales, detenciones e internamientos en el Centro de Internamiento para Extranjeros, trato vejatorio y abusos de la autoridad, trato denigrante en las oficinas de extranjería y otras instituciones de atención a los ciudadanos", critica.

Más información:


http://islamenmurcia.blogspot.com.es/2013/08/hijo-de-perra-negro-de-mierda-te-vamos.html