viernes, 5 de agosto de 2016

Ceuta y Melilla, centros de selección de personas migrantes a cielo abierto a las puertas de África

Acaba de presentarse este informe conjunto liderado por la Red Migreurop que documenta el trabajo de varias misiones en el terreno realizadas tanto en Ceuta y Melilla como en la zona marroquí de Nador durante 2015. 

El informe recoge información y opiniones tanto de actores institucionales como asociativos y/o militantes, así como de personas directamente afectadas por las políticas migratorias: quienes han emprendido un proyecto migratorio.


¿Ceuta y Melilla, nuevas tierras de asilo? Estos dos enclaves se parecen más bien a tierras donde la violación de los derechos de las personas llamadas "migrantes" está legalizada, facilitando así el mantenimiento de la arbitrariedad y la impunidad en la gestión de la frontera terrestre euro-africana.

Ceuta y Melilla son un ejemplo, entre otros, de zonas de selección de las personas candidatas a la inmigración hacia Europa, entre "malos migrantes" y "buenos refugiados". El ejemplo del bloqueo de las personas sirias exiliadas en Nador nos muestra que incluso entre quienes se consideran "buenos refugiados", la selección sigue siendo dura y opaca.
Para las organizaciones que han firmado este informe: las vidas no se pueden seleccionar. La impunidad en torno a las políticas migratorias de gestión de las fronteras de Ceuta y Melilla debe cesar.

Entidades de la red Migreurop en España:


Puedes descargar el informe completo pinchando: CEUTA & MELILLA

o un resumen de prensa en PRESENTACION CEUTA & MELILLA

jueves, 7 de julio de 2016

FRONTEXIT. Europa está en guerra contra un enemigo inventado.

COMUNICADO DE LAS ORGANIZACIONES MIEMBRO DE LA CAMPAÑA FRONTEXIT EN EUROPA, MAGREB, MASHREQ Y ÁFRICA OCCIDENTAL ANTE EL NUEVO MANDATO DE LA AGENCIA FRONTEX* 
*Disponible en español, francés e ingles. 
(Traducción al español facilitada por Lucia de Paz, Traductora e interprete)



Nuevo mandato de la agencia FRONTEX
La UE obstinada en emprender una guerra contra los migrantes y refugiados

7 de julio de 2016 - En los últimos tres años, la campaña conjunta Frontexit ha denunciado la incompatibilidad de la agencia Frontex con el respeto de los derechos fundamentales. El establecimiento de un nuevo cuerpo europeo de guardia de fronteras  para reemplazar al Frontex, que el Parlamento Europeo aprobó el pasado 5 de julio es otro paso más en la guerra emprendida por la Unión Europea (UE) contra los migrantes y los refugiados.

Desde que se anunció que la agencia Frontex se vería reforzada, hace ya más de un año, como respuesta a la mal denominada «crisis de migrantes», el resultado del  aumento de la seguridad en las fronteras europeas es consternante el número de inmigrantes y refugiados muertos en el Mediterráneo ha aumentado [1],  y las violaciones de los derechos humanos y la violencia a la que se enfrentan tanto en las fronteras como en los campamentos de recepción o 'hotspots' se han multiplicado

Sin embargo, a pesar de lo deplorable de la situación, la nueva agencia europea de guardacostas y de fronteras que debe sustituir al Frontex podrá contar con un arsenal reforzado que les permita:

- Desplegarse más rápidamente en las fronteras exteriores de la UE con base a la auto-evaluación de la "vulnerabilidad" de los Estados miembros usando como unidad de medida el número del entradas irregulares de las fronteras exteriores;

- Participar más activamente en la deportación de personas sin permiso de residencia en Europa, en las operaciones de retorno conjuntas y en la ayuda a la obtención de los documentos administrativos necesarios; [2]

- Recopilar datos personales y transmitirlo a Europol como parte de la lucha contra la delincuencia transfronteriza, el crimen organizado y la lucha contra el terrorismo. Más allá del riesgo que supone la transmisión inapropiada de estos datos, que además supone una violación del derecho a la protección de datos personales garantizado por la UE, [3] estas medidas alimentan los prejuicios xenófobos que asocian erróneamente a los extranjeros a posibles amenazas contra la seguridad  interna;

- Interceptar inmigrantes y refugiados en alta mar y desembarcar en el puerto "seguro" más cercano. En el contexto de los debates actuales sobre los países "seguros" en la UE, no puede excluirse que estas personas pueden desembarcar en Marruecos, Túnez, Argelia, en los países de los Balcanes o en Turquía, donde persisten las violaciones de los derechos humanos en contra de nacionales y extranjeros, donde el derecho a salir de cualquier país se ve impedido, [4] lo que contradice el derecho internacional y europeo, en particular, el principio de no devolución;

- Lejos de cualquier supervisión democrática del Parlamento Europeo, desplegarse fuera de Europa e intercambiar información con un número creciente de países, entre ellos algunos donde las violaciones de derechos humanos están bien documentadas: reforzando la cooperación con Turquía y los proyectos de acuerdo de cooperación internacional con Libia o Egipto.[5]

Dicho refuerzo de las capacidades de una agencia de la UE no tiene precedentes y tiene como resultado hacer la vista gorda a una serie de violaciones de derechos humanos, aunque estas estén ampliamente documentados por organizaciones no gubernamentales, y organismos oficiales - incluida la agencia Frontex, que las califica usando eufemismos como "incidentes". [6] Sin embargo, el nuevo mandato no se preveé ningún mecanismo para que se permita comprometer de manera efectiva y directa la responsabilidad jurídica de la agencia ante un mecanismo independiente.

En lugar de abrir vías legales y seguras, la UE favorece la migración irregular, lo que provoca un fuerte aumento en el número de muertes de migrantes, y fomenta el tráfico de personas.

Las organizaciones miembros  de la campaña Frontexit, de Europa, el Magreb, el Mashreq y África occidental, continuarán denunciando y oponiéndose a esta manera equivocada de entender la seguridad. Pedimos el fin del Frontex y de la nueva agencia destinada a reemplazarlo.

No dejemos que nuestros líderes políticos nos hagan creer en una "crisis migratoria" que no es sino una crisis de las políticas de acogida de la UE y sus Estados miembros.

Europa está en guerra contra un enemigo inventado.

www.frontexit.org
_____________________________

Nouveau mandat de l’agence Frontex : L'UE s’obstine dans sa guerre contre les migrants et les réfugiés


Depuis trois ans, la campagne inter-associative Frontexit dénonce l'incompatibilité de l'agence Frontex avec le respect des droits fondamentaux. La création d'un nouveau corps européen de garde-frontières en lieu et place de Frontex, validée par le Parlement européen le 6 juillet dernier, marque une étape supplémentaire dans la guerre menée par l’Union européenne (UE) contre les migrants et les réfugiés.
Plus d'un an après l'annonce d'un renforcement de l'agence Frontex pour répondre à la mal nommée « crise migratoire », le résultat de la sécurisation des frontières européennes est consternant : le nombre de migrants et réfugiés morts en Méditerranée a augmenté (1), les violations des droits et les violences à leur encontre se sont multipliées tant aux frontières que dans les centres de tri appelés « hotspots ».
Or, malgré ce constat affligeant, la nouvelle agence de garde-côtes et de gardes-frontières européens qui doit remplacer Frontex pourra s’appuyer sur un arsenal renforcé et:
-        Se déployer plus rapidement aux frontières extérieures de l’UE sur la base de sa propre évaluation de la « vulnérabilité » des Etats membres mesurée en nombre de franchissements irréguliers de leurs frontières extérieures ;
-        Avoir un rôle accru dans l’expulsion des personnes sans droit au séjour en Europe, y compris en organisant elle-même des opérations de retours conjoints et en aidant à l’obtention des documents administratifs nécessaires (2) ;
-        Collecter des données personnelles et les transmettre à Europol dans le cadre de la lutte contre le crime transfrontalier, le crime organisé, et la lutte anti-terroriste. Au-delà des risques de transmission inappropriée de ces données en violation du droit à la protection des données personnelles que le droit de l’UE protège (3), ces mesures nourrissent les préjugés xénophobes assimilant à tort les étrangers à des menaces potentielles pour la sécurité intérieure ;
-        Intercepter des migrants et des réfugiés en haute mer et les débarquer dans « le port sûr le plus proche ». Au vu des débats actuels sur la notion de pays « sûrs » au sein de l’UE, il n'est pas impossible que de tels débarquements puissent avoir lieu au Maroc, en Tunisie, en Algérie, dans les pays des Balkans ou en Turquie où des violations des droits graves perdurent envers nationaux et étrangers, où le droit de quitter tout pays est entravé (4), ce qui va à l’encontre du droit international et européen et en particulier du principe de non-refoulement ;
-        Hors de tout contrôle démocratique du Parlement européen, se déployer hors Europe et échanger des informations avec un nombre croissant de pays dont certains bafouent de façon notoire les droits humains : coopération accrue avec la Turquie ; projets d’accords de coopération extérieure supplémentaires notamment avec la Libye ou l’Egypte (5).
Ce renforcement inédit des capacités d’une agence européenne fait totalement abstraction des violations des droits pourtant documentées par des organisations non-gouvernementales et des instances officielles, y compris par l’agence Frontex elle-même qui les qualifie avec euphémismes « d’incidents » (6). Pourtant, rien dans le nouveau mandat ne permet d’engager effectivement et directement la responsabilité juridique de l’agence devant un mécanisme indépendant.
Au lieu d’ouvrir des voies de passage légales et sûres, l’UE favorise la migration irrégulière ce qui accroît la mortalité migratoire et encourage les trafics.
Les organisations membres de la campagne Frontexit, originaires d’Europe, du Maghreb, du Mashreq, et d’Afrique de l’ouest, continueront de dénoncer et de s’opposer à cette dérive sécuritaire. Nous demandons la suppression de Frontex ainsi que de la nouvelle agence prévue pour la remplacer.
Ne laissons pas nos représentants nous faire croire à une « crise migratoire » qui n’est rien moins qu’une crise des politiques d’accueil de l’UE et de ses Etats membres. 
--------------------------------------------------
The new mandate of Frontex agency
The EU obsessed with waging a war against migrants and refugees

7 July 2016 - In the past three years, the joint campaign Frontexit has denounced the incompatibility of the Frontex agency with the respect of fundamental rights. The establishment of a new European border guard body to replace Frontex, which the European Parliament approved last 5 July, is yet another step further in the war waged by the European Union (EU) against migrants and refugees.

Over a year since the announcement that Frontex agency would be reinforced to address the so-called « migration crisis », the securitisation of European borders has brought deplorable results: increase in the number of migrants and refugees who died in the Mediterranean[1], as well as in human rights violations and violence they are facing at the borders and in the “hotspots”.

However, no matter how deplorable this state of play, the new European coast-guard and border-guard agency meant to replace Frontex will be able to rely on a reinforced apparatus and to:

Deploy more rapidly at the EU’s external borders based on its self-assessment of the “vulnerability” of Member States, i.e. the number of the irregular crossing at their external borders;
Be further involved in the deportation of people with no leave to remain in Europe, including by initiating joint returns operations and by providing support in obtaining the necessary travel documents; [2]
Collect personal data and transmit it to Europol as part of the fight against cross-border crime, organised crime and anti-terrorism. Beyond the risks that this data may be transmitted in an inappropriate manner in violation of personal data protection safeguarded in EU law,[3] these measures feed in racist prejudice that wrongly associate foreigners with potential threats against internal security;
Intercept migrants and refugees in the high seas and disembark them in the nearest port “of safety”. In the context of the current debates on “safe” countries in EU, it cannot be excluded people may be disembarked in Morocco, Tunisia, Algeria, in the Balkan countries or in Turkey, where human rights violations against nationals and foreigners persist, where the right to leave any country is impeded,[4] which contradicts international and European law, in particular the non-refoulement principle;

Deploy outside of Europe, away from the European Parliament’s democratic oversight, and to exchange information with a growing number of countries including some where human rights violations are well documented: reinforced cooperation with Turkey; external cooperation agreements in prospect with Libya or Egypt. [5]

Such reinforcement of capacities of an EU agency is unprecedented and turns a complete blind eye to a number of human rights violations, although this has been largely documented by non-governmental organisations as well as by official bodies - including by Frontex itself which softly refers to them as “incidents”.[6] Nevertheless, no independent mechanism has been provided for in the new mandate to hold the agency directly and effectively judicially accountable.

In fact, instead of opening legal and safe pathways to Europe, the EU facilitates irregular migration which increases death toll amongst migrants and gives a push to trafficking.

Frontexit member organisations, based in Europe, in the Maghreb, in the Mashreq and in West Africa, will keep on denouncing and opposing this security-geared drift of European policies. We are calling for the end of Frontex and of the new agency meant to replace it.

We will not let policy leaders make us believe in a “migration crisis” which is nothing but a crisis of the reception policies of the EU and its Member States.


Europe is at war against an imaginary enemy

www.frontexit.org/en

[1] 2,859 muertos a 16 de junio 2016 according to the International Organisation for Migration
[2]    To this end, a European « laissez-passer », i.e. a travel document meant to facilitate the removal of “third country” nationals in an irregular situation, is in the making, despite the opposition expressed by African states against it at the Valetta Summit held in November 2015.
[3]    Article 7 et 8 of the European Union Charter on Fundamental Rights; Secondary law
[4] Asylum: a right denied. No the EU’s lists if safe countries!(2016) AEDH, EuroMed Rights, FIDH
[5] To date, Frontex has signe 19 external cooperation agreements. Further information on the agency’s deployment outside of Europe can be found on the map “10 anniversary of Frontex – 10 measures that put fundamental rights at risk”.
[6]    Frontex between Greece and Turkey: At the border of denial (2014) EuroMed Rights, FIDH, Migreurop
[7]    2 859 mortsau 16 juin 2016 selon les estimations de l’OrganisationInternationale sur les Migrations
[8]    À ceteffet, un « laisser-passer » européen, document de voyage destiné à faciliter le retour de ressortissants de pays « tiers » en séjourirrégulier, est en cours de création, et ce malgrél'oppositionexprimée par les paysafricains, lors du sommet de la Valette de novembre 2015
[9]     Article 7 et 8 Charte des droitsfondamentaux de l’Unioneuropéenne ;droitdérivé
[10]  Droitd’asile en danger : non à la liste UE des pays « sûrs » (2016) AEDH, EuroMedDroits, FIDH
[11]   Frontex a signé 19 accords de coopération extérieure à ce jour. Pour en savoir plus sur la nature de son déploiement hors Europe, voir la carte : « Les 10 cadeaux empoisonnés de Frontex »
[12]  Frontex entre Grèce et Turquie, la frontière du déni (2014) EuroMedDroits, FIDH, Migreurop


martes, 21 de junio de 2016

Convivir Sin Racismo denuncia indefensión, restricción de derechos y presencia de menores en el CIE de Murcia

Esta asociación ha presentado su Informe 2015 sobre las condiciones de las personas extranjeras internadas en el Centro de Sangonera la Verde


Murcia, 21/06/2016. Convivir sin racismo ha elaborado un informe que recoge el trabajo realizado durante el año 2015 por un equipo de 25 personas activistas quienes hacen una labor altruista y solidaria de acompañamiento a las personas retenidas del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Murcia, situado en Sangonera la Verde, así como de fiscalización de las condiciones de su internamiento.
El informe analiza las 500 entrevistas realizadas a lo largo del pasado año, entre las que destacan situaciones especialmente graves, como la presencia de menores en el CIE o los testimonios de maltrato por parte de agentes de la policía que deberían garantizar su seguridad.
También recoge la indefensión que sufren las personas extranjeras por no poder acceder a la información básica sobre su expediente (abogado de oficio, Juzgado del que dependen, hora y día de su expulsión…), así como la falta de comunicación con sus letrados o la presencia de personas con enfermedades mentales o convalecientes de dolencias que les impiden una vida autónoma.
A ello se añade que el CIE no cuenta con una asistencia sanitaria permanente, a la vez que existen importantes carencias en las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones del centro, donde el sistema de aguas residuales no es el adecuado y presenta continuos desperfectos.
Durante el año 2015, Convivir sin racismo atendió a 211 personas, de las que 137 manifestaron que llegaron a España en patera. En su mayoría se trata de personas de origen argelino, de las cuales un tercio presumiblemente eran menores, que llegaron a las costas murcianas por la ruta argelina de pateras. La mayoría de las personas internas proceden de la provincia argelina de Mostaganem.
Fugas y amotinamiento.
Entre los contenidos del informe 2015 destacan las dos fugas y un amotinamiento en las instalaciones del CIE. A este respecto, Convivir sin racismo denuncia el acceso y la presencia de agentes de unidades de operaciones especiales del Cuerpo Nacional de Policía a las habitaciones y zonas comunes de los internos.
Otro dato que recoge el Informe 2015 sobre el CIE de Murcia es la ausencia de ropero, lavadora y secadora a disposición de los internos, por lo que la mayoría de ellos se ven obligados a llevar la misma ropa durante el período que permanecen ingresados en el centro. Esta situación llevó a los activistas de Convivir sin racismo a paliar la falta de higiene y dignidad personal a la que se ven sometidas las personas extranjeras internas con el suministro de ropa, calzado, abrigo y ropa interior. Para ello han contado con la colaboración de la Fundación Jesús Abandonado y de la Comunidad de la Parroquia de La Paz.

A tenor de la situación reflejada en el Informe 2015, Convivir sin racismo llega a la conclusión de que hay que exigir el cierre del CIE de Murcia porque es un lugar donde no se respetan los derechos humanos, ni se cumplen las leyes y el reglamento que regulan su funcionamiento, y porque no garantiza los derechos de toda persona a su integridad física y psicológica, a la salud, a la asistencia jurídica y social, a la comunicación sin trabas y al derecho a tener derechos.

Puedes descargar el informe completo en el siguiente enlace:

jueves, 16 de junio de 2016

MANIFIESTO 15J #CERREMOSLOSCIEs

Los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) son instalaciones policiales donde se retiene a los extranjeros que van a ser expulsados del país, durante un máximo de 60 días, según lo previsto en la vigente Ley de Extranjería. Existen desde los años noventa y actualmente el Ministerio del Interior dispone de ocho CIE en funcionamiento tras los cierres en 2012 de los centros de Fuerteventura (por desocupación) y de Málaga, (por su insostenible estado arquitectónico). El de Barcelona también se encuentra actualmente cerrado por obras.   
cartel y concentración 15J 2016
Los CIE son una pieza fundamental en el aparato de control fronterizo y han sido siempre un agujero negro en nuestra sociedad “democrática”, lugares donde cotidianamente se vulneran los derechos humanos de las personas allí internadas, la mayor parte de las cuales no han cometido otro delito que el haber intentado entrar en el país por un lugar distinto a los puestos fronterizos, no tener autorización para residir en España o haberla perdido.

Estos centros se venían rigiendo por un reglamento de 1999, que fue modificado en 2012, tras las presiones de la campaña ciudadana "Que el derecho no se detenga a la puerta de los CIE”, que intenta acabar con la situación de vulneración de derechos humanos, situaciones de malos tratos y muertes, deficiente atención sanitaria y oscurantismo que se da en esos centros. No han sido sólo las asociaciones civiles las que vienen o venimos protestando hace ya décadas por la situación en los CIE, sino que estos Guantánamo españoles han cosechado diversos pronunciamientos críticos de organismos tan dispares como el Consejo General de la Abogacía, diversos sectores judiciales y de la fiscalía o sindicatos policiales como el SUP. No sólo críticas en nuestro país, sino que España ha sido condenada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos o por el Comité de Derechos Humanos de la ONU.

Movilización 15J 2011 frente CIE Murcia
El CIE de Murcia, desde los años noventa del pasado siglo, cuando se abrió, hasta 2008, ha sido un ejemplo más de esta serie de hechos condenables: desde expulsiones sumarias a suicidios y denuncias recurrentes de malos tratos. Ha recibido críticas en varias ocasiones del Defensor del Pueblo en sus informes anuales. En él, se ha obstaculizado la labor de los abogados defensores e impedido el acceso a las ONG que lo han demandado en varias ocasiones. Por sus evidentes deficiencias, materiales y organizativas, fue cerrado en 2008 y volvió a abrir en 2010. A pesar de su reconstrucción y ampliación, de 60 a 148 plazas, las principales deficiencias criticadas seguían y siguen sin resolver y el CIE de Sangonera ha continuado recibiendo señalamientos críticos en diversos informes de la oficina del Defensor del Pueblo, como en 2011.

En 2013, tras varios e infructuosos intentos, nuestro colectivo consiguió una sentencia judicial que nos permitía por fin el acceso al CIE, al tiempo que se ponía en marcha también el preceptivo Juzgado de Vigilancia. Ello ha permitido que en los últimos tres años hayamos podido acompañar a los internos en la solución de algunos de los problemas que padecen tras esos muros enrejados y que hayamos podido fiscalizar las penosas situaciones e ilegalidades que padecen en su internamiento.

Presentación Informe CIE 2015
Las 148 plazas del CIE de Sangonera se destinan únicamente a la detención de hombres. En su gran mayoría, cerca del 90 por ciento, son hombres muy jóvenes, llegados en pateras procedentes principalmente de Argelia, y en algunos casos de Marruecos. Se trata de hombres jóvenes, detenidos en alta mar o al llegar las pateras a las costas de Almería o Cartagena tras un peligroso viaje en lanchas neumáticas sobrecargadas, tras un largo trayecto de unos 200 km, un viaje que, en los mejores casos, suele durar unas 20 horas y que en la mayoría de casos se puede prolongar hasta cuarenta horas.

Según los centenares de casos que hemos atendido en el pasado año, cerca de una tercera parte de los internos son menores de edad (los llamados MENA, Menores Extranjeros No Acompañados), que no deberían ser internados en un CIE, sino atendidos por los servicios de protección del menor de  la comunidad autónoma. Esta es la principal deficiencia e ilegalidad que hemos podido constatar en el funcionamiento del CIE murciano, donde no se vela por la obligada protección del menor, sino que se prima el intento de repatriarlo a toda costa, intentando obviar las pruebas que indiquen la efectiva minoría de edad. Además, según nuestros datos, coincidentes con los de la fiscalía de menores, se observa un incremento de estas llegadas de menores sobre años anteriores, duplicando las cifras respecto al año 2014.

Mientras los CIE sigan siendo una realidad opaca a los ojos de la sociedad, se seguirán dando las condiciones para la arbitrariedad policial y el no respeto a los derechos humanos que hemos venido denunciando. No podemos cerrar los ojos ante esta injusticia. Los derechos humanos deben estar garantizados para todas las personas y la privación de libertad es completamente desproporcionada frente a la falta de autorización de residencia. Por eso exigimos que dichos centros sean cerrados.

Lectura testimonios 15J 2016
Manifestamos que la consecuencia de esta situación está en la apuesta por construir una “Europa fortaleza”, una política basada en el blindaje de fronteras, control marítimo, expulsiones, etc.…, invirtiendo decenas de millones en la Agencia Europea para el control de las Fronteras (FRONTEX), de los que ya conocemos el resultado: dejan a miles de personas en situación irregular; favorecen el tráfico ilegal de personas; y provocan la tragedia de más muertes en el mar.

Hoy, 15 de junio de 2016, desde Convivir sin Racismo exigimos el cierre de todos los Centros de Internamiento de Extranjeros, el cese de las detenciones preventivas y controles selectivos hacia la población inmigrante y el final de una política europea de fronteras que favorece el tráfico de personas y empuja a la tragedia de más muertes en el mar. Reclamamos la firma y ratificación de la Convención Internacional para los Derechos de los Trabajadores Migrantes y sus Familias. También alzamos nuestra voz por que se respeten de forma íntegra e inmediata los derechos que asisten a todas las personas refugiadas que también intentan llegar a suelo europeo huyendo de conflictos bélicos o del hambre y la miseria. España y Europa deben cumplir con su propia legalidad vigente y cumplir con los derechos humanos que asisten a todas las personas independientemente de su lugar de nacimiento.
Por el derecho al asilo
Cerremos los CIES
Puentes, no muros.

Murcia 15 de junio de 2016

miércoles, 8 de junio de 2016

MURCIA Semana de acción Contra los CIEs

Los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs) son cárceles racistas que atentan contra el Estado de Derecho y con la finalidad de contribuir a visibilizar esta realidad tan desconocida aún a pesar de ser tan cercana, pues uno de estos centros se encuentra ubicado en Murcia, os invitamos a las actividades previstas para los próximos días 14 y 15 de Junio en Murcia.


Martes 14 DE JUNIO.
A LAS 20 H. 

SALÓN DE ACTOS DE LA CASA HABITADA. FUNDACION RAIS. 
Calle San Martín de Porres, num. 4. 2º. MURCIA


- Presentación del Informe 2015 sobre el trabajo realizado por un grupo de activistas de Convivir Sin Racismo en el CIE de Murcia.
- Proyección del documental "La Puerta Azul" sobre el CIE de Valencia.









Miércoles 15 de JUNIO. 
DÍA CONTRA LOS CIE
HACIENDO VISIBLE LO INVISIBLE

CONCENTRACIÓN. En la Plaza de Santo Domingo. Murcia. 20h. 
#CERREMOSLOSCIE